Comparte o Guarda

ARMARIOS I: sistemas de apertura

En la actualidad los armarios son mucho más que un mero elemento decorativo. Su gran versatilidad y su capacidad infinita de combinaciones, los han convertido en un elemento decorativo de gran peso en nuestro hogar.

En esta primer entrada de blog dedicada a uno de los productos estrella de nuestro catálogo, queríamos hablar de sus distintos sistemas de apertura, clasificándolos en armarios con puertas abatibles, correderas y plegables.

1-Armarios con Puertas Abatibles

Los frentes de armario abatibles son el sistema más tradicional para armarios empotrados, ya que las puertas se desplazan del mismo modo que las puertas de paso de su hogar. Es decir, usan un simple sistema de apertura de bisagras de cazoleta o pernios que permiten abrir las hojas. El buen funcionamiento de las puertas dependerá de la calidad de las bisagras.

Las ventajas se concentran en la amplia gama de puertas abatibles existente y en la posibilidad de guardar la misma estética con las puertas interiores, ya que existe la posibilidad de instalar frentes con el mismo diseño que tienen las puertas de paso de su hogar.

2-Armarios con Puertas Correderas

Por su parte, los armarios con puertas correderas tienen un sistema de apertura en el cual las hojas se deslizan por una guía superior y otra inferior, contando con la ventaja de que no precisan de espacio para abrirlas, ya que se deslizan a lo ancho del hueco.

Es el sistema de armarios que más suele emplear, no sólo por el ahorro de espacio que suponen sino también por su versatilidad, por la posibilidad de combinaciones y por su calidad. Las correderas confieren un sistema eficaz y duradero al paso de los años, gracias a las siguientes características:

·         Sistema de correderas con rodamientos

·         Sistema de correderas con antidescarrilamiento

·         Sistema de correderas dotado de auto limpieza

·         Sistema de correderas silencioso

 

3- Armarios con Puertas Plegables

En este último sistema de apertura, también se parte del mecanismo mediante guías superior e inferior, usando este para plegar las hojas. Se necesita contar con algo de espacio libre delante de los armarios empotrados, puede decirse que es una opción intermedia entre las puertas correderas y las abatibles.